Cómo Perder La Celulitis En 2 Semanas

perder la celulitis
La celulitis es un almacén de grasa separada en compartimientos en forma de panal. Lo cierto es que necesitas grasa para suministrar energía para tus entrenamientos y para proporcionar un sustento al cuerpo. Cuando las células de grasa de esos compartimentos superan en número a las que usas, comienza a verse la celulitis justo debajo de la piel. Mientras no puedas deshacerte de la celulitis de tu cuerpo, puedes reducir el aspecto de hoyuelos, lo que estéticamente equivale a perder la celulitis.

La genética juega un papel importante en lo visible de la celulitis, pero es posible que puedas disminuir algo esa visibilidad en dos semanas, dependiendo de la rapidez con que quemes esa grasa en concreto.

Perder la Celulitis


Paso 1
Perder la Celulitis
Realiza de 20 a 30 minutos de ejercicio cardiovascular por lo menos tres días cada semana para quemar grasa como combustible y reducir la apariencia de la celulitis.

Aumenta el ejercicio a un entrenamiento diario para ver resultados más rápidos. Haz ejercicio a un nivel de intensidad que vaya del 70 al 80 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo, (es lo que aconseja el Consejo Americano de Ejercicio). Calcula esto restando tu edad a 220 y multiplicando el resultado por 0.70 y 0.80 (según tu eleccción).

Paso 2
perder la celulitis
Elije ejercicios cardiovasculares que sean movimientos rítmicos de cuerpo completo como caminar, andar en bicicleta, patinar, subir escaleras, bailar, nadar y remar.

Incluye una variedad de ejercicios para estimular a tus depósitos de grasa para quemar un mayor número de calorías y de esta forma perder la celulitis en el menor tiempo posible.

Paso 3

perder la celulitis
Utiliza las herramientas de resistencia para realizar un entrenamiento total del cuerpo tres días cada semana. Esto quema calorías y aprieta los músculos para disminuir la apariencia de celulitis. Realiza de una a tres series de 8 a 12 repeticiones de un ejercicio para cada grupo muscular principal incluyendo los hombros, la espalda, el pecho, los brazos, el núcleo, las caderas y las piernas. Descansa durante un día entre los entrenamientos. 

Paso 4

Aliméntate con una dieta baja en grasa que incluya frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa, carnes magras, granos enteros, frijoles (alubias, porotos,...) pescados, mariscos y huevos. Reduce tu consumo de alimentos azucarados como galletas y pasteles y por supuesto procura evitar la comida basura.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada